En este momento te encuentras en:
Tesoros de clase mundial > Carne Oreada

Santander insiste en preservar, dentro de su propuesta gastronómica tradicional, esta deliciosa receta, cuyos orígenes provienen de los indígenas. Hoy, la carne oreada se resiste a desaparecer, al menos en estas tierras, tal vez por las condiciones climáticas, tal vez por el legado campesino. 


Lo cierto es que sigue una estricta preparación: se adoba con especias, sal y limón, sin demeritar que algunos prefieren agregar cerveza. Luego, se deja bajo el ferviente rayo del sol y se cuelga arriba de un fogón de leña hasta que esté lista para degustar. 

¿Te Gusta? Pasa La Voz
Quieres descubrir más tesoros?, te recomendamos estos
Nuestros aliados estratégicos
Organizaciones que trabajan por el desarrollo de nuestra región
Liderados por:
Con el apoyo de: